Cuidados del ámbar

Mantenimiento ¿Cómo cuido mis “Gotitas de Ámbar”?

El Ámbar es una gema muy blanda y puede estrellarse si se cae o golpea con algo. Por ello debemos darle el cuidado de una joya y como tal tratarla. Evitar morderla o chuparla, especialmente los niños o bebés.

El ámbar es muy sensible al contacto con productos químicos como el cloro, jabones, perfumes, maquillaje o fijadores para el cabello, que pueden hacer que el ámbar pierda su brillo.

Para limpiarlo jamás debe usarse algún producto químico. Simplemente se lava directamente al chorro con agua fría y con una o dos gotas de aceite de girasol u oliva frotar muy suavemente y limpiar con un paño suave o la tela que se usa para limpiar los lentes, para evitar rayaduras.

Si vas a lavar trastes, ropa o vas a estar en contacto con jabones o químicos es mejor no usar tus Gotitas de Ámbar hasta que termine esa actividad.

De igual manera no es conveniente exponer el ámbar a altas temperaturas, por lo que se recomienda retirar los collares, pulseras o aretes antes de secarse el cabello o entrar al sauna o vapor.

NUNCA coloques tus Gotitas de Ámbar en un lugar donde se exponga directo al sol, ya que puede causar grietas en el interior y romperse.

El ámbar se tiende a oscurecer con el tiempo, pero se puede mantener el color si lo guardamos lejos de calor y de luces fluorescentes. Guarda el ámbar en un lugar oscuro, fresco, de preferencia envuelto en tela; de esta forma te ayudará a retener por más tiempo su belleza.

Con un buen cuidado, tus Gotitas de Ámbar perdurarán a través del tiempo y podrán ser utilizados por muchas generaciones.

 


SERVICIO AL CLIENTE

C.D. MÉXICO: (01 55) 55 23 13 51
EXT: 130
WHATSAPP (55) 10 82 94 61

CUERNAVACA:
(01 777) 3 15 91 23
EXT: 130

Cuidados del producto

Política de privacidad

SÍGUENOS

     
     
¿CÓMO COMPRAR?

GOTITAS DE ÁMBAR